Biografía

 

 

 

 

 

Carlos Hernán González nació en Lima, Perú. Su padre es dentista y su madre, diseñadora de interiores. Sus padres no son particularmente músicos pero desde niño, Carlos Hernán es inspirado por la leyenda de uno de sus tíos, el pianista y compositor de música criolla Lorenzo Humberto Sotomayor.

 

 

A los 11 años, mientras escucha a su abuela tocar un vals en el piano, siente “el llamado de la música”. Es una revelación. Pide tomar clases de piano y desde entonces, la música está presente en su vida. Al mismo tiempo, estudia en el Colegio Newton de donde se gradúa en 1993.

 

 

A los 15 años, Carlos Hernán empieza a componer. En esa época le gusta la música pop latinoamericana pero con el tiempo se interesa más y más en el rock, trip-hop y dream pop.

 

 

A mediados de los años 90, estudia en la School of Music de la prestigiosa Universidad de Miami (EEUU). Allí aprende los principios de la armonía, contrapunto y  orquestación pero el enfoque principal de su carrera es la “industria musical”. Obtiene así el título de Bachelor of Music (Bachiller de Música): Music Business and Entertainment Industry (Negocios en música e industria del espectáculo).

 

 

Con su diploma bajo el brazo, es contratado por Sony Music en Miami Beach. Trabaja en el departamento de relaciones públicas con artistas como Ricky Martin, Shakira y Jennifer López, entre otros. Pero la música a título personal no lo deja: continúa componiendo. “Me sentía poseído por la música pero no me atrevía a lanzarme de lleno por esa vía”. Poco a poco, Carlos Hernán comprende que la música es su vocación y que debe hacer caso a la voz interior que lo empuja a tomar ese camino.

 

 

En el 2001, decide volver al Perú, quería reencontrarse con sus raíces. Entonces conoce a la gran pianista Marina Pavlovna-Ferreira, quien acepta ser su maestra. La pianista rusa proponía una técnica muy particular que llevaba a la interpretación del instrumento más allá de su simple ejecución y problemas técnicos. Esto aporta a Carlos Hernán una inmensa “reconstrucción”. Con ella aprende a buscar dentro de sí mismo el secreto de tocar el piano. “Marina Pavlovna me ayudó a sacar mis emociones más íntimas para proyectarlas en la música, me hizo encontrar mi verdadera personalidad.” ¡Es el nacimiento de un gran artista!

 

 

En el 2002, Carlos Hernán ofrece sus primeros recitales en el auditorio de la Alianza Francesa de Miraflores, Lima.

 

 

En octubre de ese año, se encarga de la selección e interpretación en el piano del repertorio musical que acompaña una pieza teatral en homenaje a Víctor Hugo. Bajo la dirección de la reconocida Ruth Escudero, la obra se presenta en el auditorio de la Alianza Francesa de Miraflores, Lima.

 

 

En el 2003, ofrece su primer recital enteramente dedicado a sus obras: Música para piano en el auditorio del Centro Cultural Ricardo Palma de Miraflores, Lima.  

 

 

En el 2004, graba su primer disco: Marina Trémolo el cual es presentado en el recital Música para piano II. Este álbum contiene sus composiciones las cuales revelan su identidad de compositor inspirado entre las cuales, Marina Trémolo, They are crashing, Prozac à l’intérieur (Prozac por dentro) y Ci ritroveremo nel cuore (Nos reencontraremos en el corazón).

 

 

El Perú reconoce en él un talento original que aporta novedad a la música actual pero que al mismo tiempo se mantiene  fiel a la armonía clásica. Le crítica de música y DJ peruana Hélène Ramos lo califica de “ícono de la música clásica del siglo XXI.”

 

 

En el 2005, ofrece los recitales Ci ritroveremo nel cuore en las salas más importantes de Lima : El auditorio del ICPNA de Miraflores y el Centro Cultural de la Católica en San Isidro. La prensa peruana celebra por unanimidad la revelación de este joven músico de cabellos largos llamándolo “el Ángel del Piano”.

 

 

En el 2005, decide mudarse a Francia para poder sumergirse en el país de la cultura.

 

 

En noviembre de ese año ofrece su primer recital en París titulado

Ci ritroveremo nel cuore en el  Centro Cultural l’Entrepôt.

 

 

En el 2006, estrena las piezas que ha compuesto desde su llegada a la Ciudad Luz en el auditorio del colegio Jean de La Fontaine. El recital se llama Paris Love pop.

 

 

En el 2007, realiza una serie de conciertos titulada Musique pour piano III (Música para piano III) en el Caveau des Artistes, en el popular distrito de Mont-Martre.

 

 

En el 2008, con motivo de la “Fiesta de la Música” (celebración francesa del primer día de verano), es invitado a tocar en la Salle des Coquillages (Sala de las conchitas) en el Centro Cultural Arturo López (Neuilly-sur-Seine), en donde ofrece un recordado recital con sus nuevas composiciones.

 

 

En el 2009, es invitado a Budapest (Hungría)  para presentar su nuevo concierto Like an army of mini-moons (Como un ejército de mini-lunas) en donde interpreta las obras preferidas de su propio repertorio y estrena dos nuevas.

 

 

En marzo del 2010, es invitado a tocar como primera parte del concierto Variations d’Alexandrins en el Teatro Adyar, cerca de la Torre Eiffel.

 

 

Actualmente, siempre en París, Carlos Hernán acaba de empezar un nuevo proyecto en el cual está cantando sus propias canciones y desarrollando una fusión entre el piano y la música en computadora.

 

  • Wix Facebook page
  • logo-livetonight_edited
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
  • Wix Twitter page
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Vimeo Social Icon

Photos de Carlos : Pierre-Emmanuel Rastoin

Photos des paysages: Carlos Hernan Gonzalez

Design : Le Club des Daydreamers

Copyright©2019 Carlos Hernan Gonzalez Sotomayor.

Tous droits réservés.